“En la calma tierna de tus brazos” – Roland Barthes

fragmentos de un discurso amoroso

ABRAZO. El gesto del abrazo amoroso parece cumplir, por un momento, para el sujeto, el sueño de unión total con el ser amado.

 

/ Duparc /

  1. Fuera el acoplamiento (¡al diablo, entonces, lo imaginario!), hay ese otro abrazo que es un enlazamiento inmóvil: estamos encantados, hechizados: estamos en el sueño sin dormir; estamos en la voluptuosidad infantil del adormecimiento: es el momento de las historias contadas, el momento de la voz, que viene a fijarme, a dejarme atónito, es el retorno a la madre (“en la calma tierna de tus brazos”, dice una poesía musicalizada por Duparc). En este incesto prorrogado, todo esta entonces suspendido: el tiempo, la ley, la prohibición; nada se agota, nade se quiere: todos los deseos son abolidos, porque parecen definitivamente colmados.

DUPARC: “Chanson triste”, poema de Jean Lahor ¿Es mala poesía? Pero la “mala poesía” toma al sujeto amoroso en el registro de la palabra que no le pertenece más que a él: la expresión.

  1. Sin embargo, en medio de este abrazo infantil, lo genital llega infaltablemente a surgir; corta la sensualidad difusa del abrazo incestuoso; la lógica del deseo se pone en marcha, el querer-asir vuelve, el adulto se sobreimprime al niño. Soy entonces dos sujetos a la vez: quiero la maternidad y la genitalidad. (El enamorado podría definirse como un niño que se tensa: tal era el joven Eros.)
  2. Momento de la afirmación; durante cierto tiempo, ha llegado a un fin, se ha desquiciado, algo se ha logrado: he sido colmado (todos mis deseos abolidos por la plenitud de la satisfacción): la saciedad existe, y no me daré tregua hasta hacer que se repita: a través de todos los meandros de la historia amorosa me obstinaré en querer reencontrar, renovar la contradicción -la contracción- de los dos abrazos.

 

Roland Barthes

Fragmentos de un discurso amoroso

 

Si te gustó lo que leiste COMPARTILO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *