Mis aventuras con Netflix

Cuatro meses de cuarentena. Aburrida. Netflix me sugirió la película La red avispa con una foto de Sbaraglia manejando un avión. Sin saber qué mirar, le di play. Aparece Penélope Cruz en la Habana hablando cubano con su marido, un actor que no conozco. Después veo a Sbaraglia y lo escucho raro, habla cubano. Estamos acostumbrados a ver actores argentinos en producciones españolas pero generalmente mantienen el acento, interpretan personajes argentinos con diferentes razones para estar en España. Sigue la película, otra cara conocida, el actor de tropa de elite 1 y 2, las películas brasileras, así que para este actor debe haberle resultado un poco más difícil el guión. Continúa película, siguen surgiendo actores, reconozco a Gael García Bernal. ¿Habrán tomado clase todos juntos?

La historia de la película mucho no la entendí, había cubanos que iban a Miami, el gobierno de Estados Unidos los quería de espías, pero eran espías para los norteamericanos o seguían espías para Fidel, no sé. Era bastante enrollado el asunto, los que estaban a favor de Cuba tendrían que haberse vestido con remera roja, los espías de USA, azul y los que arreglaban con USA pero en realidad seguían con Fidel remera azul sobre remera roja -la más cercana al corazón- y mostrármela cuando no mirara nadie. Eso no pasó, así que no sé que pasó.

¡Lo que seguro pasó es una foto de portada diferente en cada país de Netflix con su correspondiente embajador!

Acabo de googlear, el protagonista, el marido de Penélope Cruz es venezolano.  


Otro momento de aburrimiento, qué hago. Netflix. Sugiere una serie mexicana. No tengo experiencia con las series mexicanas, le doy play. No digo el nombre para no anticipar el final, sin embargo no fui yo la que spoileó sino el que clasifica el contenido: violencia, sexo, lenguaje inapropiado, suicidio. Toda la serie gira en torno a la muerte de una mujer ¿quién la mató? ¿o se suicidó? La respuesta la tenías desde el minuto uno, arriba a la izquierda.

Y otro detalle, se ve que el requerimiento era «que haya sexo» así que todos con todos.

-¿Y los que no son pareja cómo hacemos?

-¡Qué imaginen!

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *