Rutina durante el viaje

Durante el viaje los sentidos están todos atentos captando el lugar nuevo, las calles, los edificios, la gente. Te sentís con mucha energía y en paz disfrutando a pleno el presente pero hay dos temas que solían preocuparme:

1- En el futuro no acordarme de todo lo que hice, todos los lugares donde estuve

2- Salirme de presupuesto y estar gastando más de lo estipulado

Registro del viaje

Hago un listado día por día de los lugares visitados. Luego las fotos tienen fecha así que con el listado voy a saber exactamente de qué lugar son.
Anoto cosas que me llaman la atención o ideas que me vienen a la mente.

Durante el viaje la mente está focalizada en absorber información, en experimentar lo nuevo, y descubrir aquello que eso nuevo genera en vos. Después en casa vas elaborando con el tiempo a medida que vas procesando y asimilando tanta info nueva. Es entonces cuando vas a buscar esas notas desprolijas que escribiste arriba de un micro o fulminada a la noche después de un día de tanto andar.

Controlar el presupuesto durante le viaje

Los pasajes y los hoteles ya están calculados y muchos hasta pagados. Con el dinero que llevo en efectivo hago un promedio diario aproximado, es decir, divido la suma de dinero por la cantidad de días de viaje. Cada noche calculo el total de los consumos del día pagados en efectivo: entradas, traslados y comida. Los anoto en una tabla para quedarme tranquila de que no me alejo del promedio diario calculado. Parece difícil pero basta con guardar todos los tickets en el mismo bolsillo y sumarlos a la noche. Hay días que visitás museos y gastás mucho en entradas pero compensás otros días donde el paseo es andar por las calles o entrar a iglesias.

Registro los pagos con tarjeta. Y tengo anotado el vencimiento en el cronograma para realizar el pago.

Los registros pueden ser digitales o en cuaderno cualquiera.

Organizar las actividades del día siguiente

Siempre llevo pensado e impreso todas las cosas que quiero hacer en cada ciudad del viaje pero no les asigno día de antemano porque prefiero tener la libertad de elegir qué hacer teniendo en cuenta el clima y mi energía del momento. Así uso los días de lluvia para los museos y dentro de lo posible intercalo días de mucha actividad con otros más tranquilos.
Si estás muy cansado podés ultimar los detalles al día siguiente durante el desayuno.


Compartir

1 comentario de “Rutina durante el viaje”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *